¿Qué son los Mándalas?


La palabra MANDALA es de origen sánscrito y podemos definirla como “círculo encantado” o “círculo mágico”.

- Tienen su origen en la India.

Si observamos, vemos que el Universo está organizado de forma circular y alrededor de un centro que se encuentra en interrelación permanente. Es así como, análogamente con la Naturaleza e inspirados en ella, los Mándalas acompañan al hombre desde tiempos inmemoriales y están presentes en las diferentes culturas.

Al observarlos, pintarlos o meditar con ellos, podemos entrar en un camino mágico y de sabiduría, que nos lleva de regreso a quienes somos realmente y también nos ayuda a conectarnos con el Universo del cual formamos parte.

En momentos de crisis o peligro, la Humanidad ha vuelto, de diferentes formas -como se observa en producciones de pueblos originarios- a lo circular. Esta búsqueda natural de autorregulación se ve acrecentada cuando en lo externo las personas no encontramos respuestas a las necesidades más profundas del ser.


Su diseño geométrico nos transmite estabilidad y equilibrio. De esta manera, podemos recuperar nuestra armonía innata y creatividad.

El Mándala puede ser una guía para ubicarnos en nuestro centro más profundo y así integrar los diferentes aspectos de nuestra vida. Puede ayudarnos también a superar la sensación de desintegración que tan frecuentemente se experimenta hoy en día.

A medida que profundizamos nuestro conocimiento en el Mándala, el potencial guardado en nuestro interior comienza a manifestarse cada vez con mayor intensidad.

 Las prácticas con Mándalas nos ayudan a descubrir el cosmos en medio de tanto caos, pues su propósito es abrir las puertas del alma, que nos conecta con el Espíritu universal.

Una de las llaves que abren esas puertas es el silencio, el silencio para escuchar y escucharse. Aprender a estar en silencio es un arte. No es sólo el silencio externo, es aprender a tener el corazón y la mente silenciosos.

En ese silencio podemos cultivar una actitud interna de no-juicio, no-crítica: un Testigo impersonal capaz de mirarnos curiosa y amorosamente. Que nos acompañe en nuestros recorridos, en nuestro proceso, que sea un espejo de nosotros mismos para convertirnos en seres cada vez más reales y más consientes.



Resulta  que me parecía interesante postear sobre ellos, porque desde que me compre la Agenda 2010 de los mándalas he leído bastante y realmente es toda una filosofía más que interesante, y también es algo diferente para poner en práctica, y la verdad que ponerse a pintar uno es algo que todos deberían probar porque ocupar un momento de nuestras vidas en sentarnos y pensar solamente en eso y estar atentos en que nos quede bien es algo totalmente positivo para nosotros… se los recomiendo… favorece el aprender escuchar, sentir o ver en lo cotidiano entre otras cosas…

..Lo importante es rescatar que principalmente se trata de figuras incluidas dentro de un círculo, pero también debemos recordar que no sólo el círculo forma parte de los mándalas, sino todas las formas que se consideran básicas (cuadrado, triángulo, etc.).
En líneas generales se trata de diagramas místicos en los que dichas formas interactúan de manera dinámica formando hermosos patrones.


El mándala es un puente de belleza que conecta el alma directamente con la Divinidad. Es una herramienta sagrada de aprendizaje, de curación, un puerto donde descansar nuestra mirada y volver a nuestro silencio interior... Una vuelta a Casa... 


Es un símbolo antiquísimo, aparece en toda la tierra desde prehistoria del hombre y expresa a la deidad o al Yo. Siempre se usa para hacer la disposición de los muchos aspectos del universo, el esquema del mundo o el esquema de nuestra psiquis…




Fuentes
- Les recomiendo también darse una vuelta por este blog!

Comentarios

  1. muy lindo agus!!! me encantó el blog muy interesante!! ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aca podés dejarme tu mensaje!
Gracias por visitar abdiseño! , saludos... Agos